domingo, 30 de diciembre de 2012

Top five perriconista y ¡gracias 2012!


Desde chica, siempre me inculcaron la importancia de dar gracias por las cosas buenas de la vida. Hoy doy gracias porque este año me resultó particularmente fabuloso y enriquecedor en muchos aspectos (muchos desafíos y situaciones de aprendizaje).

Particularmente en relación con el tema de este blog, en 2012 sucedió algo que no me esperaba y que me dio mucha felicidad: ¡¡¡EL DESEMBARCO DE PERRICONE MD COSMECEUTICALS EN LA ARGENTINA!!! Y entonces también quiero dar las gracias por eso.


Como les conté hace unos meses, venía siguiendo los consejos del Dr. Perricone desde hace tiempo. Sus enseñanzas son muy importantes para mí porque me ayudaron a darme cuenta de que tan solo con cambiar mi alimentación podía mejorar mi calidad de vida y alcanzar objetivos que creía imposibles. 

Si escribo tanto sobre el Dr. Perricone es porque verdaderamente creo en él y en su filosofía, y porque pruebo a diario que sus consejos funcionan. Siento que vale la pena traducir y compartir sus conocimientos. También es porque la llegada de sus cosmecéuticos avivó el fuego de mi pasión perriconista, que crece cada día más. 

Para cerrar el 2012, se me ocurrió compartir cinco de los tantos consejos del Dr. Perricone que me sirvieron. 

Antes me exfoliaba la piel del rostro una vez por semana o cada quince días, pero desde hace dos años estoy dejando este tipo de exfoliación para muy de vez en cuando (y lo hago con mucho cuidado, con agua termal y muy suavecito).

Los exfoliantes mecánicos, los que funcionan mediante granulitos, son, en general, muy abrasivos, por lo cual desequilibran el pH natural de la piel y generan inflamación. El Dr. Perricone recomienda en varios casos reemplazarlos por dos ingredientes que realizan una exfoliación química: el ácido salicílico, conocido como un betahidroxiácido, aunque en realidad no lo es, y el ácido glicólico, un alfahidroxiácido incluido en su maravillosa crema Cold Plasma.

Los betahidroxiácidos y los alfahidroxiácidos tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y, además de exfoliar y suavizar la piel, nos ayudan a aprovechar mejor los demás tratamientos tópicos que usemos. Dos cosas: es más que obligatorio usar protección solar elevada y de amplio espectro cuando nos aplicamos productos con esta clase de ingredientes, y es conveniente hacer una prueba de sensibilidad antes de sumarlos a nuestra rutina para asegurarnos de que nuestra piel los tolere bien (consulten al dermatólogo ante cualquier duda, por más mínima que sea). 

¡¡Espero con ansias que llegue Blue Plasma a la Argentina!!

El día que no comemos proteínas, envejecemos


Esto ya lo dije en las notas anteriores, pero es que no me canso de repetirlo porque es un gran descubrimiento para mí. Me habría encantado saberlo cuando entrenaba seis días a la semana. Traten de incorporar proteínas de buena calidad todos los días: salmón, tofu orgánico, huevos orgánicos de aves pastoriles, nueces y almendras son algunas de mis opciones preferidas.


Desde que aprendí este secreto para cocinar huevos duros, los consumo casi todos los días. Es mucho más práctico que como lo hacía antes (los dejaba hirviendo durante ocho o diez minutos).

El jarrito es de acero inoxidable, ¡nada de usar aluminio!
Algún día llegarán mis Le Creuset...
Primero coloco en un jarrito la cantidad de huevos que quiero preparar, le agrego agua hasta cubrir los huevos y (esto es un tip de mamá) le agrego al agua un chorrito de vinagre. Después pongo el jarrito en la hornalla encendida y, cuando rompe el hervor, apago el fuego. Dejo los huevos en el agua supercaliente durante diez o doce minutos (ocho si los quiero menos cocidos) y después pongo el jarrito debajo de la canilla (grifo) y dejo que corra el agua fría durante uno o dos minutos. Preparados de esta manera, se pueden guardar hasta una semana en la heladera, pero a mí nunca me duran este tiempo ¡¡porque los comemos antes!!

Los huevos nos aportan proteínas y omega 3, y sirven como snacks, combinados, por ejemplo, con manzana, palta o apio. También sirven para agregarlos a las ensaladas u otros platos principales


Está clarísimo que el Dr. Perricone recomienda evitar el consumo de azúcares y que considera que el azúcar es tóxico. Sin embargo, hay un tipo de endulzante que recomienda evitar sea como sea porque es quizá aún más pernicioso: el jarabe de maíz de alta fructuosa, un tipo de carbohidrato simple sintético elaborado a partir del almidón de maíz que, además de producir inflamación, picos de azúcar en la sangre y glicación, hace que tengamos ganas de comer más y más, y nunca sintamos saciedad.

Cuando leí este dato empecé a prestar más atención a las etiquetas de ingredientes de mis alimentos (como hago con los cosméticos) y descubrí, por ejemplo, que la mayoría de las típicas barritas de cereales vendidas como livianas y sanas contenían jarabe de maíz de alta fructuosa, entre muchos otros ingredientes pésimos para el organismo. Ahora solo consumo barritas de cereales integrales naturales que estén preparadas con miel como único endulzante. 


Desde hace años los dermatólogos vienen recomendando nunca tomar sol sin protección para evitar los daños solares y el envejecimiento prematuro de la piel que ocasionan los rayos ultravioletas. Sin embargó, en la página 61 de su último libro, Forever Young, el Dr. Perricone nos cuenta que, a partir del descubrimiento de que la vitamina D se produce en nuestra piel cuando esta recibe exposición a la luz solar (luego el organismo la absorbe y la vitamina D comienza a circular por el torrente sanguíneo), él ya no recomienda evitar por completo la exposición solar. Como la vitamina D tiene una importancia vital para la salud del organismo, ahora el Dr. Perricone sugiere exponerse al sol sin protección, PERO, siempre hay un pero, con ciertas condiciones que nos permiten evitar el daño solar: 

La exposición solar debe ser regular, pero moderada. El objetivo no es freírse bajo el sol ni tampoco broncearse, sino estimular la producción de vitamina D. Nunca debe quedarnos la piel enrojecida por esta exposición, ya que el enrojecimiento es el primer signo de daño solar. A medida que el nivel de melanina que protege la piel se va incrementando, podemos aumentar la duración de la exposición solar, pero con diez o quince minutos diarios alcanza. 

Para que la exposición solar resulte eficaz y nos permita generar vitamina D, tenemos que tener presentes en la piel sus aceites naturales propios. Entonces, el Dr. Perricone recomienda no ducharse ni bañarse antes de tomar sol “terapéutico” y esperar al menos ocho horas después de tomar sol para bañarse o ducharse a fin de que el organismo absorba los aceites de la piel y estos penetren en los pequeñísimos vasos sanguíneos de la dermis. 

Esa soy yo contemplando un amanecer en la playa.
Parece complicado, pero no es tan terrible. Ahora que aprendí esto, si tengo que salir a la calle inmediatamente después de bañarme, siempre uso protección solar. Para producir vitamina D aprovecho pequeños momentos, como cuando espero el colectivo para ir a algún lugar o cuando salgo a caminar para despejarme, y siempre procuro que hayan pasado unas cuantas horas desde que me bañé. Me parece práctico bañarme a la noche, dormir las ocho horas (aunque a veces no se cumplen) y aprovechar los aceites que se generaron en la piel durante el descanso. Recién empiezo con esto, y no puedo hacerlo todos los días porque obviamente con el trabajo se complica, y tampoco me lo tomo como una obligación porque si no se convierte en una presión. También, quizá suene medio friki, pero en la cara no me animo a no usar protección solar todavía, ¡prefiero exponer la espalda, las piernas o los brazos!

Espero que les sirvan estos consejos.


Gracias por estar del otro lado, por leer las notas que escribo y por dejarme comentarios.


Les deseo lo mejor para el nuevo año que comienza. ¡Muy feliz 2013!



Share/Save/Bookmark

sábado, 15 de diciembre de 2012

PARA APROVECHAR: Regalitos de Navidad

Cuando se acercan las fiestas, con mamá siempre repetimos una tradición nuestra muy cosmetiquera: regalarnos entre nosotras, o autoregalarnos, algunos de esos sets geniales que salen para regalar en Navidad.

Presiento que no somos las únicas, me imagino que hay varias mujeres por ahí que esperan hasta diciembre para hacerse de sus cosméticos favoritos con algún descuento o con regalitos por compra.

Este año me llegaron a mi casilla de correo un montón de promos navideñas. Si pudiera comprar todas las que quisiera, estas son las que elegiría:

YSL sacó un cofre precioso, muy francés y chic, de un perfume que hasta ahora solo probé por una muestra que dieron en una perfumería, pero está en mi lista de «perfumes por comprar»: Parisienne, un bouquet de rosas absolutamente delicioso.


En este set viene un EDP de 50 ml, un EDP de 10 ml coquetísimo para llevar en la cartera y una trousse bien clásica que me sacaría de varios apuros (ARS 480).

La recién llegada Perricone MD nos ofrece dos tándems con sus productos estrella a precio promocional:

El primer tándem se compone de Cold Plasma Face y Face Finishing Moisturizer (ARS 1850). Hace casi un mes que vengo usando este dúo porque me lo regalaron en la presentación de noviembre. Ya voy a escribir una reseña detallada, pero mientras puedo contarles que estoy enamoradísima de estos productos (casi fanatizada). Cold Plasma es un sistema de vehículo patentado que se usa debajo de cualquier otro producto de tratamiento y sirve para combatir los diez signos más visibles de la edad y ayudar a que la piel aproveche más y mejor las propiedades de los tratamientos que aplicamos encima. Face Finishing Moisturizer es una humectante liviana, muy rica en antioxidantes desarrollados por el Dr. Perricone, que nutre y protege la piel, y perfecciona su aspecto.


El segundo tándem se compone del gel de limpieza Citrus Facial Wash y el tónico Firming Facial Toner (ARS 700). Si todavía no se animan a usar las cremas, con este set ya pueden obtener los beneficios del DMAE, del ácido alfalipoico y del éster de vitamina C, entre otros. En la presentación, María Isabel (Manager de la marca en Chile) contó que en su país este tónico lo llevan mucho las más jovencitas, quienes quizá todavía no pueden invertir tanto en cremas de tratamiento (o todavía no necesitan usar productos tan elaborados), pero igual quieren disfrutar de la eficacia de los ingredientes creados y patentados por el Dr. Perricone, y ven resultados óptimos aunque los combinen con su hidratante de siempre.

Lancôme sacó unos cuantos cofres preciosos, que es lo que casi siempre nos comprábamos con mamá. Pero esta vez nos sorprendió con algo aún más espectacular. Nos llamó nuestra consultora adorada para invitarnos a conocer la colección para las fiestas y no pudimos resistirnos. ¡¡Juro que no podía creer que teníamos en Argentina la colección Happy Holidays completa!!

 
Esta vez, rompimos la tradición de los cofres y nos compramos unos maquillajes impresionantes. No puedo mostrarles fotos reales porque “no me dejan” tenerlos conmigo hasta el día de Navidad. Sí, ya sé, cero sorpresa, pero creo que con la sorpresa que me llevé en La Maison al ver la colección tengo sonrisa para rato.

¡¡Lo único que les faltó traer fue las muñequitas!!

Todos los maquillajes de la colección para las fiestas tienen unos brillitos especiales que, según nos explicó nuestra consultora, están cortados de una manera innovadora, como si fueran diamantes, con varias caras, para que nunca dejen de reflejar luz y no se creen sombras en la piel, de modo que nos veamos siempre resplandecientes. Los esmaltes y las sombras son mis favoritos, pero los delineadores y los labiales también me gustaron mucho.


Kiehl’s acaba de lanzar una edición especial de su mítica Creme de Corps decorada por el surrealista pop Kenny Scharf con su obra llamada Globo Mundo. Lo más destacable es que el total de las ganancias obtenidas por la venta de esta crema corporal en la Argentina será donado al Hogar Querubines, la asociación sin fines de lucro que apadrina desde su llegada a nuestro país. En todos los países donde Kiehl’s está presente se están llevando a cabo iniciativas similares con esta alegre edición especial para ayudar a niños de todas partes del mundo. ¡Este un regalo con muy buena energía!

Lo último que quiero mostrarles sobre los regalitos navideños es algo que acá en Argentina no se consigue, pero que me encantaría tener (me imagino que me haría sentir como si fuera chica por unos instantes otra vez): los calendarios de Adviento de cosméticos, que derivan de la tradición de celebrar un poquito todos los días durante las cuatro semanas que preceden a la Navidad.

Estos calendarios se pueden preparar de miles de maneras diferentes. Los de cosméticos, por lo general, vienen en una caja con aproximadamente 24 ventanitas que ocultan sorpresas en minitallas (no sé si me aguantaría las ganas de abrirlas todas de una sola vez). Una pionera en esto es la división de productos de lujo de L'Oréal, pero también encontré uno precioso con esmaltes de la marca británica Ciaté.


A mí me encanta hacer regalos en las fiestas porque me encanta ver la cara de sorpresa de quienes lo reciben (y también aprovecho para comprarme alguna que otra cosita para mí), pero creo que lo más importante es que los regalos sean elegidos con mucho amor, siento que eso se transmite. Lo más lindo de esta época es pasar un buen momento de paz y alegría con nuestros seres queridos.

Y a ustedes, ¿les gusta autoregalarse alguna promo navideña? ¿Compran esta clase de presentes para sus seres queridos en Navidad?


Share/Save/Bookmark

sábado, 8 de diciembre de 2012

CONSEJITOS: Gomitas salvadoras


No sabía si incluir esta nota en la sección Consejitos o en Pocas Palabras. Es que este consejo que hoy les traigo es brevísimo.

¿Cuántas veces les pasó que, después de probar toda clase de artilugio para abrir un frasquito de esmalte cuya tapa parecía adherida con pegamento industrial, decidieron tirarlo a la basura con resignación, pensando que ese esmalte (o cualquier otro producto) tan preciado era irrecuperable?


A mí, unas cuantas, pero hace varios años que uso una técnica casi infalible que aprendí del sitio web de Mavala. Consiste en enroscar una bandita elástica (en Argentina muchos les decimos «gomitas») alrededor de la tapita para que sirva como superficie antideslizante.

Si tomamos la tapita por donde está la gomita, sin tener que hacer tanta fuerza, ese frasco que parecía imposible de abrir, se abre al instante, como por arte de magia.

Yo uso este truco para los esmaltes de Mavala, que siempre se cierran así, como si los hubieran pegado con cemento, y también para los aceites esenciales de Just, que les pasa lo mismo. Creo que esto sirve más que nada para este tipo de frasquitos chicos con tapitas caprichosas.

Espero que les sirva el consejo. No puedo prometerles 100 % de eficacia, pero es mejor esto que nada.



Share/Save/Bookmark

Related Posts with Thumbnails