domingo, 17 de abril de 2011

Compras a distancia


Después de mi experiencia con el envío de libro de Lancôme mediante el correo oficial, empecé a soñar con la posibilidad de comprar algunos productos de cosmética por Internet.

Quizá se pregunten cuál es la necesidad de comprar cosméticos por Internet si en Buenos Aires abundan las perfumerías, que ofrecen miles y miles de productos de toda clase, color y tamaño.

Bien, creo que hay dos motivos:

El primero: algunas veces, las mujeres nos encaprichamos con “ese” producto, el que acá no se consigue. Sí, existen otros productos que podrían reemplazarlo, pero sentimos que nunca sería lo mismo.

El segundo: con frecuencia, las tiendas virtuales ofrecen cosméticos a precios muy convenientes, parecería que hasta se pueden llegar a conseguir productos a la mitad del valor fijado en nuestro país.

¿Entonces? Me lancé a la aventura de comprar cosméticos por Internet.

Por un lado, compré una sombra de Lancôme de edición limitada en StrawberryNET, una tienda de cosméticos hongkonesa que ofrece envíos gratuitos mediante correo oficial a casi cualquier parte del mundo.


El procedimiento de compra es muy sencillo, y, al menos en mi experiencia, cumplen con lo prometido al pie de la letra. Recibí la sombra en tiempo y forma, en la puerta de mi hogar y presentada con envoltorio para regalo.


Lo mejor de todo es que ni bien la recibí esta sombra decidí encargar otra igual para regalarle a mamá. La sombra para mamá llegó aún más rápido y en las mismas excelentes condiciones.

Por otro lado, Gon, de From Buenos Aires, me tentó cuando contó su experiencia con ASOS, una tienda de moda y belleza con sede en el Reino Unido.


ASOS también ofrece envío gratuito mediante correo oficial a casi cualquier parte del mundo. Cuando visité su sitio web, vi que tenían en oferta un bálsamo orgánico de L'Occitane que acá no se lanzó todavía y no quise dejar pasar la oportunidad.


Mi pedido de ASOS tardó bastante más en llegar, un poco más de un mes. Sin embargo, el servicio de atención al cliente que brindan es impecable, ya que siempre me respondieron de manera inmediata y me guiaron para solucionar los inconvenientes.


Para tener en cuenta

En nuestro país, resulta clave buscar tiendas virtuales que ofrezcan realizar el envío mediante correo oficial. Aparentemente, los couriers privados “trabarían” los envíos en la aduana para cobrar distintos impuestos según la declaración de aduana que figura en el paquete, mientras que el correo oficial, en cumplimiento de la legislación vigente, nos permitiría recibir las compras internacionales en casa sin pagar impuestos adicionales si no excedemos los valores establecidos (que no sé bien cuáles son).


Hasta ahora, las veces que compré, lo hice porque quería tener ciertos productos que acá no se consiguen. Todavía no encontré una oferta de algo que me interese que justifique comprar por Internet en lugar de comprar en la perfumería.

Estoy muy contenta con esta experiencia. Si vuelvo a encontrar por ahí algún cosmético que me tiente o que verdaderamente necesite, probablemente vuelva a intentar.

¿Se animarían a comprar cosméticos por Internet?

Me encantaría que me cuenten si tuvieron alguna experiencia similar...



Share/Save/Bookmark

Related Posts with Thumbnails