domingo, 27 de marzo de 2011

La época de la belleza


La semana pasada asistí a un evento exclusivo para clientas de Lancôme en una de las mejores perfumerías de la Ciudad de Buenos Aires.

A principios de marzo, Lancôme lanzó French Coquettes, la colección de maquillajes creada por el talentosísimo Aaron De Mey para esta temporada de otoño e invierno. Por haber comprado algunos productos de la colección, mi consultora me regaló una invitación a un evento sobre La Belle Époque, leitmotiv de esta colección que es también una tendencia en pleno auge.


En una charla amena, Daria Goiran, cosmopolita experta en moda de alta costura y asesoría de imagen VIP con trayectoria internacional, nos enseñó todos los secretos de la moda y la belleza de aquella época para poder lucir, en la actualidad, un look inspirado en La Belle Époque.


Hace poco más de un año les contaba acerca de lo que se podía vislumbrar sobre French Coquettes por medio de la Internet. ¿Qué les parece si hoy analizamos algunos de los aspectos que Daria compartió en la charla sobre este período histórico tan trascendente?

La Belle Époque es un período histórico-social que se inicia en Francia en la última década del siglo XIX, junto con la inauguración de la torre Eiffel, y finaliza en 1914, cuando estalla la Primera Guerra Mundial.

Este período se caracteriza por los llamados «tiempos felices» en los que reinaba el bienestar económico y se adoraban el lujo y la belleza.

Durante La Belle Époque surgen o se consolidan distintas corrientes científicas y artísticas, como el cientificismo y el positivismo, el psicoanálisis, y el cubismo y el realismo, entre otras.

Se dice que La Belle Époque es «la época de la mujer", ya que durante este período las mujeres buscan emanciparse, luchan por la igualdad de sexos, comienzan a realizar más actividades fuera de sus hogares y se atreven a emplear el arte de la seducción, no solo para acercarse a los hombres, sino también por diversión.

Coquetas de ayer y de hoy

Con French Coquettes, Aaron De Mey rinde tributo a tres coquetas del pasado que hicieron historia.


Daria Goiran identifica a las tres coquetas que mejor representan el espíritu de La Belle Époque en la actualidad.


La moda en La Belle Époque

En estos tiempos, las mujeres cambian radicalmente su manera de vestir. Abandonan el miriñaque, comienzan a usar corsé para poder lucir su silueta en forma de «s» y complementan las faldas largas con las mangas abullonadas.

Accesorios a la cabeza

Los accesorios para la cabeza son los que más se destacan, ya que las mujeres se apasionan con toda clase de sombreros, tocados, plumas y capelinas.

Daria nos enseñó unos sombreros y tocados divinos de Laura Noetinger, una reconocida milliner argentina que trabajó para The Met en Nueva York y para diseñadores como Bruce Oldfield y Catherine Walker en Londres hasta inaugurar su propio atelier en Buenos Aires.


Al final de la charla, todas las invitadas jugamos a ser francesas coquetas y nos probamos los sombreros o tocados que más nos gustaron frente al espejo de un tocador precioso. Yo me probé un sombrero Cloche negro del cual me quedé absolutamente enamorada.

Un detalle de La Belle Époque en nuestro vestuario

Según Daria, lo importante es elegir tan solo un detalle para no quedar “disfrazadas”. Lo bueno es que hay opciones para todos los gustos.


Calzado: zapatos abotinados o con plumas.
Accesorios: vinchas o hebillas para el día y tocados para la noche.
Bijouterie: collares de perlas largos o anillos de cóctel.
Indumentaria: saco sastre o falda larga.
Detalle Belle Époque por excelencia: corsé o faja.

No nos olvidemos del maquillaje

El maquillaje también gana protagonismo en La Belle Époque. Lo imponen las actrices en los típicos teatros y cabarés parisinos, y las demás mujeres aprenden a aplicarlo como verdaderas artistas.

El look por excelencia incluía rostro más bien pálido (un tanto «vampírico»), labios nude para el día y bien oscuros para la noche, miradas intensas, y mucha máscara para pestañas.



La paleta de colores es bastante sencilla. Reinan el negro y el nude, los acompañan el plateado y el blanco seguidos de lilas y rosados. El toque final lo aportan los rojos intensos o burdeos.


¿Pudieron asistir a alguna de las charlas de Lancôme sobre La Belle Époque?

¿Se animarían a vestirse o maquillarse de acuerdo con esta tendencia? ¿Qué detalle adoptarían?


Gracias Lancôme Argentina por prestarme algunas de las imágenes para ilustrar la nota y por organizar tan lindo evento.

Share/Save/Bookmark

domingo, 20 de marzo de 2011

TENDENCIA: Naturaleza, fuente de belleza


Como si alguien me hubiera leído la mente, recibí desde España información acerca del último lanzamiento de Biotherm, que había despertado mi interés desde el primer instante en que se asomó en la Internet.


A tono con la nutricosmética (última tendencia en materia de cuidado de la piel), Biotherm lanza la línea Skin•Ergetic, que propone volver a la naturaleza como fuente de salud, energía y belleza.

Ya se sabe que si nos alimentamos de manera sana y nutritiva, nuestro organismo se revitaliza, y la buena salud se refleja en el buen semblante de la piel.

Para lucir la piel radiante, además de llevar una dieta rica en vitaminas, nutrientes esenciales y activos biológicos, ahora podemos usar cosméticos fabricados a base de componentes extraídos de alimentos sanos y nutritivos.


Superbrócoli

Mediante estudios científicos se han descubierto las maravillosas cualidades del brócoli. Esta deliciosa hortaliza contiene una alta concentración de fitoquímicos que presentan propiedades antioxidantes y energizantes, entre otras.

Durante mucho tiempo se intentó incorporar estos beneficios en los productos cosméticos, pero la conservación de los principios activos planteaba un reto enorme. Hoy, parece que Biotherm habría resuelto el desafío con la creación de una cápsula exclusiva que se activa en la primera aplicación del tratamiento y permite que la acción antioxidante y energizante del brócoli llegue fresca e intacta a la piel.



Así surge Skin•Ergetic, una línea de tratamientos gastrocosméticos que incluyen el extracto de brócoli como ingrediente principal.

El producto estrella de la línea es un concentrado reparador de los signos de fatiga que contiene un 99% de ingredientes naturales y cuya fragancia es 100% natural. Este concentrado, que no tiene parabenos, aceites minerales ni colorantes sintéticos, promete disminuir los rasgos de cansancio, aumentar la uniformidad de la piel y aportar energía, frescura y vitalidad al rostro.

Además, la línea presenta cremas de tratamiento para el día y para la noche. En mi opinión, si la línea verdaderamente cumple lo que promete, tendrían que incluir también un tratamiento para párpados, ¡urgente!


Necesidades reales a partir de los treinta



Dado que Skin•Ergetic procura atender las necesidades de las “mujeres reales” de más de 30 años que desean vivir plenamente, esta novedad de la ecosmética tiene como representante a la modelo Angela Lindvall, una mujer de treinta y pico (madre de dos hijos y fundadora de la organización ecologista Collage Foundation) que encarna los principios naturales y energizantes del tratamiento.

Según los representantes de Biotherm España, “Combatir la fatiga es el primer paso hacia una vida mejor. Un reencuentro con la naturaleza y su energía que tanto pueden hacer por aliviar la presión que domina la vida de la mujer”.

Skin•Ergetic no propone solamente un tratamiento de belleza, sino también una filosofía de vida.

A mí que me fascina recurrir a la naturaleza en busca de nutrientes, me encantaría poder probar este tratamiento para ver si funciona.

¿Qué les parece Skin•Ergetic? ¿Ya lo probaron?



Share/Save/Bookmark

lunes, 7 de marzo de 2011

QUISIERA PROBAR... todo lo de Ellis Faas


Ellis Faas es la marca de maquillajes que me fascina a la distancia. Cada tanto paseo por su sitio web y pienso cuándo podré experimentar con algunos de esos maquillajes soñados.


La creadora homónima de Ellis Faas es una artista neerlandesa considerada "una de las maquilladoras más influyentes de su época" por Vogue Paris. Realizó campañas para grandes imperios de la moda y la cosmética, como Hermès, Chanel, MAC Cosmetics y Lancôme, y participó de numerosas publicaciones en las mejores revistas del mundo.

Ellis Faas tiene un concepto único que es marca registrada y se llama Human Colours®: el 100% de los maquillajes que ofrece reflejan los colores naturales del cuerpo humano. Inspirados en el rojo intenso que recorre nuestras venas o en el beige que nos enfunda y nos regala el placer de los sentidos, estos colores nos invitan a explorar un universo de posibilidades que se adaptan a cualquier tono de piel.

Todos los productos de Ellis Faas tienen una textura fluida que emula la composición hidrológica de nuestro organismo y se fusiona con la piel para brindar un maquillaje de aspecto más natural. Las fórmulas contienen distintas vitaminas o extractos esenciales que hidratan y cuidan la piel, y están probadas únicamente en supermodelos (naturalmente, esta marca no prueba en animales).

Si todo esto no les llama la atención, hay más... Todos los productos vienen en un único envase de diseño exclusivo con forma de proyectil cuyas variantes incluyen distintos aplicadores adaptados al tipo de producto que contienen.


Además, Ellis Faas ofrece un estuche en forma de tubo que permite transportar seis “proyectiles”, una base de maquillaje y un polvo compacto con facilidad.


Si visitan el sitio web (en inglés), van a encontrar looks creados por Ellis únicamente con una combinación de ocho productos. Algunos son muy artísticos, pero nos pueden servir de inspiración. También hay videos explicativos e información superinteresante acerca del universo de la marca.


Creo que Ellis Faas nos propone volver a la esencia, maquillarnos en armonía con nuestra naturaleza, despertar los sentidos y apreciar la belleza natural de nuestro organismo.

Mientras sigo soñando con el día en que pueda probar algunos de estos increíbles maquillajes, me gustaría que me cuenten si ustedes los probaron y si les gusta la propuesta.



Share/Save/Bookmark

Related Posts with Thumbnails