sábado, 12 de noviembre de 2011

HACEN BELLEZA: Herramientas para crecer


Hacen Belleza es una nueva sección de Cremitas y Maquillajes en la que voy a entrevistar a distintas personas que, desde mi perspectiva, aportan algo de belleza al universo.

Lo nuevo es que esa «belleza» no se va a relacionar (tanto) con la cosmética. Justamente, quiero escaparme un poquito del tema habitual de este blog y presentar a personas talentosas que crean belleza en diversos ámbitos de la vida.

Para inaugurar esta sección, quiero presentarles a una mujer que hace de este mundo un lugar más hermoso (entre otras cosas) enseñando herramientas para alcanzar un crecimiento personal.


Ana Pedret es Licenciada en Relaciones Públicas e Institucionales, y Coach Ontológico Profesional. Además, tomó cursos de Filosofía Oriental y Occidental, estudió Reiki y Meditación, y actualmente se encuentra realizando un posgrado en Psicología Positiva.

Empleando los conocimientos que adquirió con su formación y su experiencia de vida, Ana desarrolló un programa de Cursos Prácticos de Desarrollo Personal con los que las personas pueden aprender a autoobservarse y a revertir las conductas y los comportamientos que les resultan perjudiciales. Este aprendizaje nos ayuda a vivir de una manera más «liviana» (como dice Ana: «hacerse menos problema por todo») y con menos estrés, logrando un balance emocional y una actitud más positiva ante la vida.


Sobre sus aficiones, Ana me cuenta: «Me gusta estar en contacto con las cosas que me hacen bien, como estar con mi familia y amigos, o realizar actividades de crecimiento personal. También me gusta hacer viajes de aventura y estar en contacto con la naturaleza. Junto con mi mamá creamos Tiempo para Vos, donde recibimos a mujeres de todas las edades que quieren encontrar un espacio de conexión, belleza y bienestar».

Cafecito de por medio, charlé con Ana sobre un montón de cosas interesantes y nutritivas para el alma y las emociones.

No las hago esperar más. Con ustedes, la primera entrevista de esta nueva sección.

¿Qué son los Cursos Prácticos de Desarrollo Personal? ¿Para qué sirven?

Son encuentros prácticos en los que se trabaja desde las experiencias personales de cada persona y se aprenden herramientas prácticas para superar obstáculos y resolver efectivamente los problemas cotidianos.

Lo más interesante de esto es que muchos de los «problemas» que creemos que tenemos son «obstáculos» que nos autogeneramos sin darnos cuenta, muchas veces, por nuestras estructuras mentales y formas de ver las cosas. Un Coach, entonces, facilita a la persona a generar nuevos puntos de vista y a flexibilizar las estructuras mentales que pueden estar limitándola.

En los Cursos Prácticos de Desarrollo Personal se trabaja con herramientas de Coaching Ontológico, Inteligencia Emocional y Psicología Positiva. En cada encuentro, la persona aprende nuevas herramientas para resolver por sí misma el problema que trae, para que luego pueda ir resolviendo por sí misma las diversas situaciones que se le presentan cotidianamente.


¿Todos pueden beneficiarse con esta actividad?

Toda persona que esté dispuesta a realizar un cambio para mejorar su calidad de vida puede beneficiarse con un proceso de desarrollo personal. Nunca es tarde para cambiar aspectos de nuestra personalidad y modos en que encaramos la vida. Siempre estamos a tiempo. Con frecuencia escuchamos frases como: «yo ya soy así», «no puedo cambiar», «a mí edad…», y por la experiencia que he vivido con personas de distintas edades puedo asegurar que siempre es un buen momento para evolucionar y decidirse a vivir de otra manera.

¿Por qué hablo de «cambiar»? Porque frente a diversas cosas que ocurren en nuestra vida, muchas veces la opción que tenemos para empezar a vivir más tranquilos y felices es modificar actitudes y conductas nuestras (más allá de que tal vez el «malestar inicial» sea causado por otra persona o por situaciones externas). Somos nosotros los responsables de estar bien emocionalmente, más allá de lo que las otras personas hagan. Por eso, al cambiar «yo» (mi forma de ver las cosas, mis actitudes, mis formas de sentir), cambia mi calidad de vida.

¿Cómo se trabaja en los cursos de desarrollo personal para lograr un cambio?

El primer paso para resolver una situación que nos afecta es poder «ver» lo que ocurre, para luego aceptar que ocurre. Poder «ver» sería lo contrario a autoengañarse: muchas veces resulta difícil (y a veces doloroso) «ver» ciertas cosas que pasan en nuestras vidas, por eso es útil la facilitación de un Coach.

Una vez que logramos «ver» lo que ocurre podemos pensar qué podemos hacer nosotros con esa la situación para resolverla (si está a nuestro alcance), o qué cambios actitudinales podemos aprender a hacer para que no nos afecte tanto.

Este abordaje propone que la persona pueda hacerse cargo de las cosas que suceden en su vida y logre tomar conciencia de que puede elegir cómo actuar, en qué estado de animo permanecer y qué decisiones tomar para no verse «superada» por dichas situaciones.

¿Cuáles son los «obstáculos» más frecuentes? ¿Cómo nacen estos «obstáculos»?

Considero que los «obstáculos» frecuentemente los creamos nosotros mismos con nuestros pensamientos: nos autolimitamos, creemos que no podemos, que no somos lo suficientemente buenos, etcétera. Estos son condicionamientos que la mente genera inconscientemente.

Creamos nuestros modelos mentales a partir de lo que hemos visto en nuestro hogar de origen (al ver cómo pensaban y se comportaban nuestros padres o adultos de referencia), las experiencias que hemos vivido y los factores sociales y culturales en los cuales estamos inmersos. Todo esto nos va «tocando» y condicionando en nuestro modo de pensar, sentir y actuar.

Los ejemplos de «obstáculos» que escucho frecuentemente en los encuentros de Desarrollo Personal son la falta de valoración personal (autoestima), la sobreexigencia («nada de lo que hago alcanza»), las situaciones del pasado no resueltas (que nos tienen «presos» y no nos dejan avanzar).

Un tema frecuente es la autoestima y la confianza que tenemos en nosotros mismos. La mayoría de las personas que me consultan son mujeres, y yo observo en la mayoría de ellas que no han aprendido a quererse y valorarse (como si eso estuviese «mal»).

Creo que muchas mujeres hemos aprendido (de ver a nuestras madres o referentes femeninas) a estar disponibles primero para los otros (pareja, hijos, amigos) y a ponernos como última prioridad. Y a veces pasa que terminamos viviendo para los otros, y llega un momento en que nos damos cuenta de que no estamos siendo felices.

¿Cómo fue que decidiste que querías ayudar a las personas a desarrollar sus potenciales y mejorar su calidad de vida?

En el año 2006, trabajando en el área de comunicación interna de una empresa multinacional petrolera, conocí el Coaching de equipos, y me asombró cómo, desde ese abordaje, se contribuía exitosamente a la integración de las personas, a la mejora de la comunicación, al desarrollo de equipos comprometidos con su trabajo y, por ende, a mejorar la calidad de vida de las personas en su ámbito laboral (en donde pasan la mayoría de las horas de sus días).

Entonces me dije: «yo quiero trabajar haciendo esto, quiero contribuir al bienestar de la gente». Luego, al hacer mi formación como Coach, me di cuenta de que el Coaching puede trabajarse, además de en lo laboral y con equipos, en el desarrollo personal de cada uno. El Coaching apuesta al potencial de las personas y a que cada persona conecte con eso y pueda ponerse objetivos y cumplirlos. Desde nuestra educación y nuestra cultura no estamos acostumbrados a creer que podemos lograr todo lo que queremos, que somos capaces de todo (suena, por lo general, como algo utópico), ni tampoco lo escuchamos frecuentemente. Sin embargo, yo veo en muchos casos que haciendo algunos cambios de pensamiento, algunos cambios de actitudes y comportamientos, las personas logran cosas que nunca se hubiesen imaginado.

¿Hay algún ejercicio que nos puedas enseñar para poner en práctica hoy mismo?

Aprender a conectar con emociones positivas sin duda mejora nuestra calidad de vida. Ejemplos de emociones positivas son la felicidad, el amor, la alegría, la gratitud...

Entonces, les propongo un ejercicio práctico para conectar con la gratitud:

Hoy mismo, hagan una lista con 5 cosas por las cuales están agradecidos en la vida.
¿No alcanzan solo 5 cosas? ¡Mejor! Quiere decir que tienen muchas cosas por las cuales agradecer.

Mañana, hagan una lista con 5 cosas por las cuales están agradecidos en la vida. Repitan el ejercicio por 5 días.

Con el correr de los días, podemos tomar conciencia de cuántas cosas buenas pasan en nuestra vida. Verlas escritas nos ayuda a cuantificarlas y a darles el valor que tienen.

Esta práctica ayuda a tomar conciencia de lo que tenemos, de lo afortunados que somos. A veces estamos tan focalizados en lo que falta (el trabajo que no tengo, la ropa que no tengo, el auto que no me puedo comprar, etcétera) que no vemos ni valoramos lo que hay… y siempre esperamos que aparezca eso que nos haga felices. Este ejercicio ayuda a conectar con la gratitud y a ver que la felicidad está más cerca de lo que pensamos.

¿Qué es lo que más disfrutás de tu trabajo?

La sonrisa de las personas cuando se dan cuenta de que sí pueden, de que comienzan a lograr cosas, de que era más fácil de lo que ellas pensaban. Acompañar a las personas a conectar con su grandeza, su poder personal, su evolución.

Cambiando un poco de tema, ¿qué es la belleza para vos?

Creo que la belleza de una persona se refleja por la energía personal y el brillo que irradia. Más allá de lo estético, la autenticidad y la energía personal es lo que me parece que hace bello a alguien.


Para terminar, Anita nos cuenta 5 secretos de belleza:

Mi labial favorito es: L´Absolue Rouge de Lancôme, uso tonos naturales, tirando al marroncito, o más rojos, según la ocasión.

El cosmético que nunca falta en mi rutina es: la máscara de pestañas.

Jamás me voy a dormir sin antes: desmaquillarme.

Mi mejor truco de belleza es: tomar sesiones de reiki para restablecerme energéticamente y sesiones de reflexología facial para aliviar tensiones musculares y mejorar la irrigación del rostro y del cuerpo.

El perfume que me identifica es: el Ralph clásico, de Ralph Lauren.


Me parece que todo esto que nos cuenta Ana sirve de «empujoncito» para empezar a navegar por nuestras emociones y ver cómo podemos mejorar y aprender a vivir más felices.


¿Les gustó la primera entrevista?



Anita: Miles y miles de gracias por tu calidez y generosidad. Valoro muchísimo que nos hayas enseñado todo esto sobre las emociones y el desarrollo personal. Gracias, gracias, gracias.


Share/Save/Bookmark

6 comentarios :

Gua dijo...

Marie, yo re recomiendo los talleres de desarrollo personal. Mi mama (¡otra Ana!) es Counselor y da este tipo de talleres.
Son lo mas. Hay que animarse :)

Besos,
Gua
http://waterfrontmakeup.blogspot.com/

Silvia Quirós dijo...

Muy interesante el post mucha gracias

May dijo...

una mujer muy interesante!!
Besitos!
may
www.rougesupreme.blogspot.com

Tiempo Para Vos dijo...

Marie, muchas gracias por la entrevista, me encantó compartir esta charla con vos!!! Hermosa la nueva sección orientada a construir nuestra belleza "desde adentro hacia afuera"...un beso :)
Ana Pedret

♥ Cremitas y Maquillajes ♥ dijo...

Ana. ¡¡Muchas gracias a vos!! Yo disfruté mucho la charla. Veremos qué rumbos toma esta sección.

Beso grande.

Marie

Belleza Positiva dijo...

Buenisima y muy cierta...tengo varios dias para escribir...solo es cuestion de poder verlas. Excelente tu nueva seccion, por lo general tambien en mi blog los finde suelo dejar algunas frases o cosas que nos permitan pensar en lo bueno que es la vida y tratar de disfrutar de todo lo que tenemos. saludos!

Related Posts with Thumbnails