domingo, 31 de julio de 2011

Orgánico: afín a la vida


El movimiento orgánico tiene millones de adeptos en todo el mundo. Sin embargo, todos estos «activistas» todavía no alcanzan para generar suficiente conciencia acerca de la importancia que plantean la obtención y el consumo de productos orgánicos a fin de proteger la salud y cuidar el planeta.

Belén Ortega, quien, desde su weblog Beauty Hunter, siempre nos recuerda los beneficios de usar cosméticos orgánicos, invitó a sus lectoras a contar cómo incorporan lo orgánico en el día a día.

En cuanto me enteré, me ofrecí para compartir mi experiencia porque sueño con que cada vez más personas se hagan eco del universo orgánico y puedan sumarse a esta propuesta.

Un día especial

Hace unos años me llegó un correo electrónico que publicitaba una feria orgánica organizada por MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) en los jardines del Palacio Duhau.

Con mamá decidimos ir para conocer más acerca de esto que ya nos venía llamando la atención. Recuerdo que era un domingo de primavera con mucho sol, y la pasamos superbien.

En la feria, distintos productores orgánicos exponían y vendían su mercadería (a precios más que razonables), ofrecían degustaciones y, con gran dedicación, explicaban muy detalladamente todo lo que significaba que sus productos fueran orgánicos.

¡No fue muy difícil convencernos! Ese domingo volvimos repletas de información y con algunos productos que habíamos comprado para probar.

Nos habíamos enamorado de los colores y los sabores intensos de las frutas y verduras, de la variedad de cereales y semillas que conservaban todas sus propiedades, del aceite de oliva tan sabroso y aromático, del cacao puro que era biológicamente energizante... y de tantas cosas más.

Más allá de estas cuestiones, que saltaban a la vista, ese día aprendí que hay muchas otras que resultan clave para realmente entender por qué es tan importante impulsar y defender la producción orgánica.

¿Qué es la producción orgánica?

La producción orgánica se basa en una cultura de respeto a la salud, a la ecología, a los consumidores y a todos los que forman parte la cadena productora, en pocas palabras, a la vida misma.

Es una actividad sustentable, que preserva la biodiversidad y los recursos naturales esenciales (como el agua, el aire y el suelo) sin contaminarlos de ningún modo, y que además contempla las necesidades de las generaciones presentes y futuras, porque protege el equilibrio de los ecosistemas, fertiliza los suelos, aumenta los recursos, genera trabajo dentro de un marco de comercio justo, permite el desarrollo de emprendimientos pequeños y medianos, y favorece el desarrollo individual y general.

La clave de la producción orgánica es que no se utilizan ni insumos de síntesis química (como los pesticidas y los fertilizantes agrotóxicos) ni organismos genéticamente modificados (como las semillas transgénicas), por lo que las materias primas obtenidas con este método no contienen residuos químicos ni otras sustancias que puedan resultar peligrosas para la salud.


Como el cultivo se realiza en suelos balanceados y con abonos naturales, se obtienen alimentos que mantienen todas sus vitaminas, carbohidratos, fibras, proteínas y minerales en estado puro, y esto realza sus aromas, colores y sabores. Solo basta con probarlos para notar la diferencia.

¿Y cómo se relaciona todo esto con la cosmética?

Lo que sucede con los alimentos se traslada a los cosméticos. Muchos de los cosméticos tradicionales contienen sustancias que podrían resultar nocivas para la salud o la ecología (por eso siempre insisto en que hay que leer bien las etiquetas y aprender acerca de los ingredientes antes de comprar).

Por ejemplo, si los ingredientes de los productos capilares que usamos no son biodegradables (todos los ingredientes derivados de la producción orgánica lo son), los residuos que se vierten cuando nos enjuagamos el pelo terminan por contaminar el agua y dañar el medio ambiente.

Aunque existe una diferencia marcada entre los cosméticos naturales y los cosméticos orgánicos, ambos pueden resultar muy beneficiosos. Según la OIA (Organización Internacional Agropecuaria), para que un producto cosmético se considere orgánico, al menos el 95 % de sus ingredientes debe provenir de sistemas orgánicos certificados. Según ECOCERT, para que un producto cosmético se considere natural, al menos un 50 % de los ingredientes vegetales de la fórmula, y al menos un 5 % de todos sus ingredientes, deben proceder de la agricultura ecológica.

En mi experiencia personal, los cosméticos naturales son eficaces y dan sensación de bienestar, pero los cosméticos biológicos u orgánicos son mucho más placenteros y brindan absoluta seguridad.


Por todo esto, estoy tratando de reemplazar, en la medida de lo posible, mis cosméticos tradicionales por cosméticos verdaderamente naturales u orgánicos, aunque, en nuestro país, esta tarea se hace bastante difícil.

Acá hay muy pocas empresas de cosmética orgánica que ofrecen productos como para satisfacer todas las necesidades diarias, y lo que recibimos mediante importación es verdaderamente ínfimo en relación con lo que hay disponible en el exterior.

Como no pierdo las esperanzas, confío en que, si los consumidores lo exigimos, podremos tener cada vez más cosmética biológica y orgánica en la Argentina.

¿Cómo se identifican los productos orgánicos?

La mayoría de los productos orgánicos cuentan con una certificación de alguna de las organizaciones sin fines de lucro que otorgan su aval de acuerdo con la legislación nacional vigente y las normas y los estándares internacionales de producción orgánica. Si el producto cuenta con esta certificación, podemos encontrar el logo en su envase.


A pesar de la existencia de este marco normativo, hay algunos productos que cumplen todas las condiciones para ser orgánicos, pero todavía no cuentan con ninguna certificación. Ante la duda, conviene preguntar o averiguar en los organismos correspondientes.

Argentina se ubica entre los primeros productores orgánicos del mundo. En nuestro país, tenemos inmensos recursos para aumentar y sostener la producción orgánica en todos los ámbitos, y hay muchos productores y trabajadores talentosos, formados y capacitados, que están dispuestos a dar lo mejor de sí, pero necesitan el apoyo y la colaboración de toda la comunidad para lograrlo.

¿Se animan a formar parte del movimiento orgánico?

¿Ya lo hacen? ¿Cómo?


Fuentes:
Argencert
MAPO
Orgánicamente
OIA
Ecocert

Normativa:
Manual de Normas Orgánicas
Ley Nacional de Producción Ecológica, Biológica u Orgánica (Ley 25.127)


Quiero agradecer de corazón al equipo que hace Beauty Hunter por haberme brindado un espacio genial para contar mi experiencia con el consumo orgánico y por comprometerse con este movimiento para hacer del mundo un lugar mejor.

Esta nota fue publicada en Beauty Hunter el 20 de julio de 2011.

Share/Save/Bookmark

9 comentarios :

M.Laura Carrizo dijo...

Excelente nota!
Debo decir que de ahora en mas tendre en cuenta todos los consejos que brindas!
Saludos

miriam dijo...

muy buen post, estoy muy a favor de la utilización de cosméticos orgánicos, pero principalmente me preocupa el tema cruelty free ;)


besitosss

Cecilia dijo...

Hola Marie, sigo tu blog desde hace mucho, y el tema que planteaste hoy me parece super interesante, me gustaría a modo de sugerencia que publiques cuáles son los cosméticos que estas usando, quese consiguen en la Argentina y que poseen estas cualidades, creo que Khiel´s es una de esas marcas pero no se consigue en algunos lugares asi que estaria bueno nos pases un poco mas de info así nos podemos sumar. Saludos desde Río Gallegos, Santa Cruz

Rox - Club de Estilo dijo...

Marie: Genial Post... realmente me he enterado de algunas cosas que no sabia... muy buena información!!!
Te cuento que yo uso algunas cremas de Weleda, con resultados buenisimos !!! Ojala, como bien decis vos, se amplie el mercado aquí en Argentina y tengamos más oferta para elegir !!!...
Besotessssss

Cremitas Perfumadas dijo...

Querida Marie: ¡Qué lindo post!... Me encanta la cosmética orgánica, es más amigable con el ambiente y mucho más saludable para la piel... Un abrazote, Claudia

♥ Cremitas y Maquillajes ♥ dijo...

Muchas gracias a todas por sus comentarios!!!

Cecilia!! Me alegra mucho recibir tu mensaje desde nuestra querida Patagonia. Te prometo que entre esta semana y la que viene preparo una lista y la agrego a la lista de comentarios.

Mientras, podés ver la nota de abajo (Ruta orgánica). Ahí publiqué tres marcas de cosmética orgánica que se consiguen en Argentina. Kiehl's y L'Occitane tienen algunos productos orgánicos o con ingredientes orgánicos, pero no todos los productos que venden son así.

Cariños.

Marie

buk dijo...

Qué buen post!
Yo muchos de los productos que uso (sobre todo los de tratamiento) son de cosmética natural. No hay mejor manera de cuidar a la piel :)
Un besiño!

morocha dijo...

Argentina omo yooo!!! te sigo :)

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro muy buenos consejos, gracias

Related Posts with Thumbnails