martes, 20 de julio de 2010

Mirada Divina

Review: Belle de Jour Mirada Divina de Kenzoki



Hace ya un par de meses gané en un concurso organizado por Belén Ortega en su blog, Beauty Hunter, la posibilidad de probar el último tratamiento para párpados de Kenzoki, a tan solo días de su lanzamiento.

Ni bien recibí las muestras, me dispuse a probarlas para poder dar mi opinión. El problema fue que hasta ahora nunca tuve tiempo de sentarme a escribir acerca de mi experiencia con Belle de Jour Mirada Divina.


La promesa

Según Kenzoki, esta crema es un tratamiento a base de extracto de loto blanco (en una concentración única) que otorga un efecto de luminosidad radical a la zona de los párpados. En el folleto que viene con la muestra dice que la crema ofrece una “burbuja de protección”, para que la piel adquiera vitalidad y pueda volver a funcionar óptimamente de manera natural, y además favorece el descanso y la relajación para que se disminuyan las bolsas y las ojeras.

La fórmula

La clave de la eficacia de esta crema está en su fórmula, plagada de ingredientes con buenas propiedades. Algunos de los ingredientes de este tratamiento para párpados son: agua de raíz y extracto de flor de nelumbo nucifera (loto sagrado), poderoso antioxidante con contenido de vitamina C; aceite de semilla de mango, emoliente, protector y reparador; sílice, elemento esencial en la producción de colágeno; acetato y fosfato de tocoferol (vitamina E), antioxidante por excelencia; extracto de semillas de avena, suavizante y calmante; extracto de hojas de centella asiática, promotor de la desinflamación y de la producción de colágeno; extracto de raíz de ruscus aceleatus (rusco), inhibidor de la inflamación; palmitoyl oligopéptido, molécula estimuladora del colágeno y la elastina; y biotina (conocida como vitamina H o B7), vitamina con propiedades humectantes y suavizantes.

Los únicos dos ingredientes que no me convencen demasiado son la mica y el perfume. En otros productos, por ejemplo en las cremas corporales, este dúo dinámico puede resultar maravilloso, pero en las cremas para párpados no resultan tan favorecedores. La mica son esos brillitos minerales que quedan tan simpáticos... y tan solo dan “sensación de luminosidad”. El perfume sencillamente creo que se tiene que evitar en los productos que se aplican en el contorno de los ojos porque a algunas personas les pueden traer problemas de sensibilidad o irritación.

Mi experiencia

El estrés de la vida diaria y la falta de sueño pueden hacer estragos en la piel de los párpados, que al ser aproximadamente siete veces más fina que la del resto del rostro es más susceptible y necesita más cuidados.

Hace tiempo que notaba la piel de los párpados bastante “cansada”, sentía la necesidad de agregar algo nuevo a mi rutina de cuidado diario, por lo que esta oportunidad de probar un nuevo tratamiento me vino genial.

En el primer contacto con la crema se percibe una fragancia intensa, lo cual me generó ciertas dudas porque, como dije antes, no me gusta demasiado que los productos para aplicar en la zona de los ojos tengan perfume. Sin embargo, mi piel que siempre se pone en exquisita, aceptó esta crema feliz y contenta.

La textura es perfecta para los párpados, ni muy liviana, ni muy pesada, se absorbe rápidamente y no deja sensación de oleosidad. El único inconveniente que tuve es que a lo largo del día mis sombras en crema no me duraban tanto, pero con las sombras compactas no tuve ningún problema.

No voy a decir demasiado sobre la fragancia porque es algo muy personal. Sí les puedo contar que últimamente se incluyen estas fragancias en las cremas desde el concepto de la aromaterapia, que profesa que los distintos aromas pueden brindar variados efectos terapéuticos a las personas.

La conclusión

Al cabo de una semana la piel estaba más hidratada, suave, resistente y luminosa. También sentí la piel más relajada y noté las ojeras atenuadas. Se puede decir que Belle de Jour Mirada Divina cumple lo que promete.

Quizá, si están buscando un tratamiento que devuelva firmeza o que suavice arrugas esta no sea la mejor opción, pero si necesitan una hidratante global con buenos ingredientes, bien poderosa, para proteger y prevenir (y tienen unos ahorros para “invertir” y darse un gusto), entonces les recomiendo este producto de lujo.

Digo ahorros para “invertir porque esta crema, que trae 15 ml como la mayoría de los tratamientos para párpados, cuesta aproximadamente AR$500 (en este país ese monto constituye una “pequeña fortuna”). Lo bueno es que la crema me resultó, en comparación con otras que venía usando, un poquito más rendidora; necesité menos cantidad de producto para cubrir la piel de los párpados con la dosis justa.

La sorpresa

A las semanas de recibir las muestritas, se volvieron a comunicar conmigo para hacerme llegar una atención por haber participado de esta acción en Beauty Hunter. Miren qué lindo lo que recibí:


Más muestras; un perfume precioso muy japonés, como envuelto en un kimono, para llevar en la cartera; y una invitación para probar los tratamientos de la línea Belle de Jour.



Agradezco a Belén Ortega (periodista de belleza y autora de Beauty Hunter), que siempre está organizando acciones muy entretenidas y glamorosas para las amantes de la cosmética, y a Kenzoki por permitirme probar este producto y compartir mi experiencia.

¿Usan algo de Kenzoki?

¿Tienen ganas de probar Belle de Jour?


Share/Save/Bookmark

viernes, 9 de julio de 2010

Francesas coquetas: lo último de Lancôme


No me pude contener. Me encontré con estas imágenes en Internet y las tuve que publicar:


FRENCH COQUETTES: colección de maquillajes para el otoño de 2010 (para nosotras, las argentinas, de 2011) de Lancôme.


Aaron De Mey es sencillamente increíble. Con cada colección nos trae algo aún mejor. Esta vez se inspiró en tres mujeres que hicieron historia: Kiki de Montparnasse (Alice Prin), modelo, cantante y actriz francesa, musa de varios artistas; Sarah Bernhardt, la más destacada actriz de cine y teatro francesa de su época; y Edith Wharton, autora estadounidense ganadora de un premio Pulitzer y diseñadora.

El mensaje que intenta transmitir Aaron esta vez es el de la emancipación de la mujer, que ansía la liberación y la posibilidad de tomar decisiones propias.


Por lo que se aprecia en las imágenes, la colección cuenta con esmaltes en tonos claros y oscuros, una palette estrella en gris y rosa, sombras en gel con brillitos, labiales de edición limitada que emulan el mítico labial Versailles de la casa de cosmética francesa, un lápiz para cejas con pincelito incluido y un polvo iluminador rosado.

¿Lo mejor de la colección? Que tanto Daria como Elettra protagonizan la campaña. ¡Me encantó!

¿Les gusta lo último de Lancôme?

Share/Save/Bookmark

Related Posts with Thumbnails