domingo, 31 de enero de 2010

Un kôhl diferente…



Después de tanto esperar, finalmente llegó la colección Pink Irreverence a la Argentina. Todos los productos que componen la primera colección primavera-verano creada por Aaron De Mey para Lancôme me resultan sencillamente fabulosos, pero hay un producto en particular que me tenía bastante ansiosa.

Entre tantos maquillajes innovadores e irreverentes estaba Le Crayon Kôhl 010 Blanc. Un delineador blanco que también cuenta con esa característica que hace que el Kôhl de Lancôme se destaque del resto: Se esfuma a la perfección y no se corre.

Aunque a primera vista el delineador blanco parece un producto poco amistoso, en realidad es un básico que todas deberíamos tener en nuestro portacosméticos, ya que nos ofrece variados beneficios según la técnica de aplicación que empleemos.

Para empezar, podemos inspirarnos en el look de la última pasarela de Donna Karan diseñado por Pat McGrath y trazar un delineado que se note en todo el párpado superior. Esta propuesta es genial para el verano porque la podemos combinar con prendas blancas o de colores y siempre queda genial.

Si nos gusta el maquillaje tradicional, podemos delinear el contorno interno del párpado inferior para que los ojos parezcan más grandes. Este tip sirve para cualquier estilo de maquillaje y favorece a casi todas las mujeres.

También podemos poner en práctica el secreto de Blake Lively, la californiana que protagoniza Gossip Girl. La joven actriz recurre varias veces al delineador blanco para iluminar su mirada. El truco consiste en aplicar el delineador blanco en la v interna del párpado, bordeando el contorno del lagrimal y luego esfumarlo con la yema del dedo anular. Se puede hacer antes de aplicar las sombras, para lograr un efecto sutil, o al finalizar el maquillaje, para obtener un efecto más contrastante.

Por último, el Kôhl blanco también sirve para iluminar el rostro luego de aplicar la base de maquillaje. Para lograr este gesto superprofesional hay que dar pequeños trazos en la nariz, en los pómulos, en el mentón o en otros puntos estratégicos y luego esfumarlos con la yema de los dedos o con la misma brocha con la que aplicamos la base.

Si quieren ver más sobre esta última técnica, les recomiendo que visiten el blog internacional de Lancôme. La nota está en inglés, pero tan sólo con ver la foto ya nos podemos dar una idea de cómo aplicarla.

Mi técnica favorita es el secreto de Blake Lively… ¿y ustedes con cuál se quedan?



Esta nota fue publicada el 26 de noviembre de 2009 en la comunidad de Miss Lancôme Argentina en facebook. ¡No dejen de hacerse fans!

Share/Save/Bookmark

domingo, 24 de enero de 2010

Irresponsabilidad solar


No sé qué estará pasando últimamente, pero siento que a través de los comerciales que se pueden ver en la televisión nos estuvieran tomando el pelo.

En especial en las publicidades de alimentos y en las de productos de tocador, desde «nutritivas» mezclas de quien sabe qué para remplazar las verduras en las comidas de los chicos, hasta «mágicos» alimentos sin los cuales nos tendríamos que pasar toda nuestra vida visitando al médico, pareciera que el único objetivo es convencer a la audiencia y aumentar el volumen de ventas.

Quizá pedir que además de querer vender más y mejor las empresas sean responsables a la hora de publicitar sus productos sea una utopía, pero no cuesta nada llamarles un poco la atención y exigirles que nos respeten como consumidores.

Hay dos publicidades de este verano que me desilusionaron bastante y por eso quiero expresar mi opinión a través del blog.

La primera es una propaganda de un conocido yogur descremado que nos invita a salir al sol en verano.



Genial esto de hacer actividad física al aire libre o de ir a una plaza con amigos; pero me imagino a las mujeres, que en verano más que nunca almuerzan tan sólo un yogur para entrar en la bikini, yendo a la plaza más cercana a la oficina a la una del mediodía para, ya que están, agarrar un poquito de color y ahí es cuando me desmoralizo. ¿Cuánto les costaba recomendar el uso del protector solar?

La segunda es la propaganda de una de las líneas capilares más elegidas por las argentinas que promete cuidar el cabello de los rayos UV, pero que se olvida de que esos rayos que nos achicharran el cabello hacen lo mismo con nuestra piel.



«…Estamos más lindas, más QUEMADITAS, pero el pelo al revés…» ¿Estar «quemaditas» es sinónimo de mayor belleza? ¿Si se quema la piel, está todo bien; pero si se quema el cabello, no?

Ya sé, quizá me puedan decir: ¿Pero, no es obvio que hay que cuidarse del sol? Yo creo que no, que no es obvio y que no todos tienen la posibilidad de aprender a cuidarse del sol así como así. No les costaría nada a las empresas educar a la audiencia televisiva acerca de los recaudos que hay que tomar antes de exponerse al sol, creo que ganarían más adeptos.

Al menos podrían poner abajo en letras chicas un comentario que diga algo así como «Recuerde aplicarse protector solar en toda la piel media hora antes de exponerse al sol. No se exponga en los horarios inadecuados. Ante cualquier duda consulte a su médico o dermatólogo de confianza»

Si pudiera pedir algo, entre muchas otras cosas me gustaría que la publicidad televisiva también sirva para cuidar y concientizar a la población.


NO SE OLVIDEN DE USAR PROTECTOR SOLAR



¿Qué opinan de este tipo de publicidades?

¿Se acuerdan de alguna publicidad como éstas que les haya molestado?

Share/Save/Bookmark

domingo, 17 de enero de 2010

Bye bye Aqua Fusion…

…welcome Hydra Zen Neurocalm Gel-Crème!

Review: Hydra Zen Neurocalm Gel-Crème Hydratant Apaisant Extrême (oil-free) de Lancôme.


Quizá recuerden que hace un tiempo les presenté mi hidratante favorita, esa de Lancôme que vengo usando de manera constante desde que se lanzó al mercado... sí Aqua Fusion, esa misma que en sus versiones oil-free le brinda a mi piel la hidratación justa durante todo el día sin aportar ni un gramo de oleosidad.

Aqua Fusion es la hidratante que me habría gustado poder usar toda la vida. Sin embargo, como soy conciente de que Lancôme es una marca que se caracteriza por la constante búsqueda de innovación y perfeccionamiento sabía que en algún momento Aqua Fusion se iría para dejarle el camino libre a una opción similar, pero con nuevas propiedades.

Ese momento llegó... aunque Aqua Fusion todavía se consigue en los puntos de venta, de a poco se irá alejando del mercado. Para reemplazarla llegó una versión oil-free de Hydra Zen Neurocalm.

Me pone contenta que haya salido esta versión gel-crème porque tenía muchas ganas de usar Hydra Zen, pero las versiones fluide y creme me habían resultado muy «pesadas» (porque ambas tenían componentes grasos). Esta versión de Hydra Zen proporciona hidratación relajante sin grasitud para todo tipo de pieles, inclusive las sensibles. Igualmente, como siempre les digo, por más que esté recomendada para todas las pieles, cada una tiene que hacer su experiencia; puede pasar que no les resulte buena porque hay un sin fin de factores que hacen a la «buena conexión» entre los componentes de una crema y nuestras células.

Para mi Hydra Zen Neurocalm Oil-Free es como una nube rosa translúcida que envuelve la piel en una inmediata experiencia de relax y confort. Es muy fresca, pero se siente la hidratación profunda. Al principio, ni bien me la aplico, me da la sensación de que no me hubiera puesto nada, pero al ratito se empieza a notar la diferencia. La piel queda bien hidratada, relajada y muy luminosa. Una diferencia que noto en comparación con Aqua Fusión es que Hydra Zen me deja la piel MUCHO más suave... es increíble la suavidad que le otorga a la piel.

Como en todos los productos cosméticos, la clave está en sus ingredientes. Para empezar, esta crema contiene microcápsulas de hialuronato sódico, una sustancia muy humectante de la familia del ácido hialurónico, pero de tamaño molecular más pequeño, que es capaz de retener una cantidad de agua equivalente a 1000 veces su peso. Este poderoso ingrediente sirve para retener el agua en la piel y también para estimular la microcirculación y favorecer la absorción de nutrientes; es decir que ayuda a que nuestra piel funcione mejor y esté más protegida. Además, Hidra Zen Neurocalm cuenta con un complejo vegetal dermo-aliviante que neutraliza los efectos del estrés emocional y medioambiental en la piel y está compuesto por Rosa de Francia, conocida por sus propiedades calmantes, Mu Dan Pi (Paeonia Suffruticosa), que combina propiedades calmantes y protectoras, y extracto de Moringa, destacado por su gran poder antioxidante. También están presentes en la fórmula la Madecassosside, un extracto de la Centella Asiática (¡es la molécula purificada!) que estimula la producción de colágeno y combate la inflamación celular, y el ácido salicílico, que promueve una suave renovación celular mediante la exfoliación química.

La fragancia de esta cremita se merece un capítulo aparte. Me resulta deliciosa, fresca y relajante; se siente al momento de la aplicación y perdura por unos minutos hasta que se va desvaneciendo suavemente. No es una fragancia «porque sí», es una fragancia terapéutica inspirada en la aromaterapia que trabaja sobre nuestras emociones para ayudarnos a relajarnos y a serenarnos. Compuesta como el mejor perfume francés, la pirámide de la fragancia de esta crema no sorprende en la cima con notas frutadas, en el corazón con rosas, lirio de los valles y manzana y en la base con almizcle y maderas blancas. Como las fragancias son algo muy personal, también puede suceder que no les guste. Pidan a su consultora que les permita aplicarse la crema y sentir la fragancia antes de comprar... si pueden pedir una muestrita, mucho mejor.

Espero que les sirva esta review; traté de incluir toda la información que siempre me parece importante a la hora de elegir una crema de tratamiento. Si les parece que falta algo, me avisan. Esta crema es una crema impresionante, a mi me resultó fabulosa. Si la prueban, por favor me cuentan cómo les resultó.

Adiós mi querida Aqua Fusion… ¡te voy a extrañar!

¿Alguna vez les pasó esto de que discontinúen su crema favorita?

¿Cómo lo resolvieron?

Share/Save/Bookmark

lunes, 4 de enero de 2010

Con avena



El año pasado me había propuesto encontrar productos para el cabello de una calidad intermedia entre los productos accesibles que compramos en el súper (que siempre dejan algo que desear) y aquellos de lujo que se consiguen en la peluquería (que para la mayoría resultan demasiado costosos).

Recuerdo que en el otoño me dirigí a la farmacia de mi barrio con dicho objetivo en mente… Allí encontré los increíbles productos de Klorane, una marca francesa que en la actualidad pertenece a los laboratorios Pierre Fabre, los mismos de Eau Thermale Avène.

Según lo que estuve leyendo en el sitio web oficial, el secreto de Klorane es La Phytofilière, un proceso patentado que permite controlar cada etapa de producción, desde la investigación hasta la fabricación, pasando por el cultivo de las plantas y la extracción de los ingredientes.

Para comenzar decidí probar el shampoo y el bálsamo (algo así como un acondicionador, pero más chic!) para todo tipo de cabellos con extracto de avena porque quería algo sencillito, para usar todos los días. Me convenció leer en el dorso del envase que esta línea la puede usar toda la familia, incluidos los niños… porque también leí que elimina la estática, pero eso nunca me lo creo.

Básicamente la avena tiene propiedades hidratantes, protectoras y suavizantes... pero claro, no es lo mismo cualquier extracto de avena... Klorane sí que sabe extraer las propiedades de las plantas.

Noté la diferencia desde el primer lavado, cabello limpio, suave y muy brilloso, pero además creo que Klorane premió mi constancia, porque después de un mes de uso continuo los cambios eran muy notables. La mayor diferencia que encuentro en comparación con cualquier otro producto capilar que haya probado es que no siento que se forme una película que recubra la fibra capilar, sino que siento que la hidratación va por dentro... ¡y sí se reduce la estática!, gracias a la hidratación profunda.

Este shampoo es sinceramente el mejor shampoo que probé hasta el momento. Cuando era chica pensaba que lo más importante era el acondicionador, porque me servía para "domar la melena". Sin embargo con el tiempo me fui dando cuenta de que mantener la buena salud del cuero cabelludo es esencial para tener el cabello lindo, ¡sano! Ahora siempre trato de usar un buen shampoo.

El acondicionador me encantó, pero no me resultó lo suficientemente hidratante para mi tipo de cabello. Al aplicarlo sentía que se absorbía por completo, (sospecho que así es como la fibra se hidrata en profundidad), pero al momento de desenredar se me complicaba bastante. Por eso al mes decidí probar el bálsamo de mango (bien nutritivo y reparador), del cual ya les voy a contar más adelante, y asunto resuelto.

El shampoo no tiene siliconas, pero el bálsamo sí (aunque tiene un sólo tipo y sospecho que debe de tener una mínima cantidad en comparación con otros productos del mercado). Yo estoy tratando de minimizar el uso de productos capilares con siliconas, porque aunque al principio el cabello parece más suave y sedoso, en realidad con el tiempo las siliconas se van acumulando en una capa que recubre la fibra y no la deja respirar, entonces el cabello se seca y pierde su brillo natural.

Ahora vamos a eso que nos interesa a todas, la relación precio-rendimiento-calidad. Es difícil establecer un criterio único porque el rendimiento del producto depende del largo del cabello, del uso que le demos al producto y de algunas otras variables. El shampoo viene en dos tamaños, 200 ml y 400 ml, ahora no recuerdo los precios exactos pero están entre $AR30 y $AR50, por la diferencia conviene el grande, pero para probar por primera vez es mejor comprar el de 200 ml. La verdad es que rinde muchísimo porque un poquito alcanza. El bálsamo sólo viene en un frasquito de 150ml que cuesta algo así como $AR38 y no rinde tanto. Para que se den una idea, el acondicionador de 150 ml me duró alrededor de un mes, mientras que el shampoo de 200 ml me duró cerca de tres meses.

Algo para tener en cuenta es que sólo dos shampoos de la línea de Klorane son de uso diario, el de avena y el de cidra; los demás se tienen que usar día por medio. Entonces, si prefieren lavarse el cabello todos los días y quieren usar algún shampoo de Klorane que sea más tratante, no les queda otra que alternar con avena o cidra para obtener los resultados deseados.

Todos los productos de la línea capilar de Klorane son hipoalergénicos, lo dice en los envases. Me alegra saber que hay empresas que se preocupan por brindar la mayor seguridad posible a fin de minimizar el riesgo de posibles reacciones adversas.

Como este set me resultó tan bueno, cada vez que iba a la farmacia a comprar algo me tentaba con algún otro producto de Klorane, ¡ya les voy a contar más!

¿Probaron algo de Klorane? ¿Cómo les resultó?

¿Cuáles son sus productos capilares favoritos?



Share/Save/Bookmark

domingo, 3 de enero de 2010

¡GRACIAS BLOC DE MODA!

Lorena Perez, exitosísima agente de prensa, blogger y fashionista, organizó un evento virtual en su blog BLOC DE MODA para despedir el año y reunió a algunos bloggers para que contemos nuestra versión de lo mejor del año. A mi me tocó hablar sobre makeup y peinados.

No se pierdan todas las colaboraciones en www.blocdemoda.com

Muchas gracias Lorena por invitarme a participar.

Share/Save/Bookmark

Related Posts with Thumbnails