martes, 4 de mayo de 2010

Degustación de té en La Maison Lancôme




Entre el 15 y el 18 de marzo, La Maison Lancôme se vistió de gala para festejar la llegada de la colección de otoño, Declaring Indigo, a nuestro país y para palpitar los 75 años de Lancôme en los neceseres de las mujeres de todo el mundo.

En su página de Facebook publicaron la invitación con todos los detalles para poder llamar y reservar un lugar. Con opciones para todas, desde degustación de macarons hasta charlas sobre moda, Lancôme celebró el estilo francés en la Argentina y presentó la colección de maquillajes de Aaron De Mey inspirada en Le Blason de Paris y La Révolution Française.

Con mamá elegimos reservar una invitación para la degustación a cargo de Marina Ortelli, Gerenta de Chez Pauline. Como nos encanta el té, pensamos que era una muy buena oportunidad para aprender algo más acerca de esta preciosa infusión.

Chez Pauline es una coqueta Maison de Thé, ubicada en el barrio de Recoleta, que ofrece tés clásicos y novedosos blends para despertar los sentidos. Todo un universo francés en el corazón de Buenos Aires.


En el evento organizado por Lancôme, mientras las invitadas íbamos degustando distintas variedades de té y algún que otro macaron, Marina nos contaba acerca del la historia, el origen y la tradición del té.


El evento fue muy interesante y me permitió adquirir conocimientos sobre los distintos tipos de té, sus propiedades y su preparación. Estoy más que agradecida de poder haber asistido, y por eso me gustaría compartir algunos secretitos imperdibles.

El té no solo es una deliciosa infusión que podemos beber cuando nos tomamos una pausa o cuando tenemos ganas de algo rico (pero que no engorde). Sus distintas variedades nos ofrecen beneficiosas propiedades que se pueden aprovechar al máximo si se tienen algunos consejitos en cuenta.

La planta de té es siempre la misma: camellia sinensis. Lo que hace que podamos disfrutar de las distintas variedades de té es el lugar de producción, las características del suelo y el proceso de extracción y secado.


El té blanco es la variedad con mayor concentración de antioxidantes. Sí, esos que siempre buscamos en las cremas de tratamiento para proteger nuestra piel de los radicales libres y los agentes externos. ¿Se imaginan ingerirlos directamente mediante una deliciosa bebida rejuvenecedora?

El té verde es el ideal para incorporar una buena dosis de antioxidantes todos los días por su gran contenido de vitamina C.

El té azul era el té favorito de Edith Piaf. Como tiene bajo contenido de teína es ideal para beber antes de irnos a dormir.

El té negro es el más conocido. Por su cuerpo y su alto contenido de teína sirve para ir reemplazando el café matutino de a poquito.

El té rojo es el más exótico. Dicen los que saben que ayuda al proceso digestivo y sirve para eliminar lípidos, lo cual reduce los niveles de colesterol.

Siempre se comenta que para preparar un buen té el agua debe estar en el punto previo a la ebullición y el tiempo de infusión debe ser de 5 minutos. Sin embargo, esto no es así para todas las variedades.

En el caso del té blanco y el té verde se recomienda que la temperatura del agua ronde aproximadamente los 75 ºC (como para el mate) para que no se quemen las hebras ni se desperdicien las propiedades. Para el té blanco, el tiempo de infusión recomendado es de 7 minutos, pero para el té verde, el tiempo de infusión no debe superar los 3 minutos.

Les aseguro que probé este secreto con el té verde al día siguiente de la reunión y realmente noté una diferencia considerable. ¡Con razón siempre me salía tan amargo! Estaba usando el agua muy caliente y dejaba las hierbas demasiado tiempo en infusión.

Si quieren aprender más sobre el té, pueden visitar la página web de Chez Pauline. Con mucha generosidad, allí comparten información idónea acerca de esta bebida milenaria.

¿Les gusta tomar té? ¿Cuál es su preferido?

¿Tienen algún secretito para prepararlo?



Todas las imágenes incluidas en esta entrada son cortesía de Lancôme Argentina y Chez Pauline, en exclusiva para Cremitas y Maquillajes. Agradezco la colaboración que me brindaron ambas marcas para poder escribir esta nota.

Share/Save/Bookmark

5 comentarios :

KATHY dijo...

Que elegante!! cosa fina esa!!
besos

KIRAFASHION dijo...

!Genial!

Ángeles Make Up dijo...

Qué rico! Amo el té, debe haber sido una experiencia preciosa.. A mí me encanta el té verde, sólo, con menta, o con una mezcla de jengibre, canela, y miel..riquísimo!

La Hiena dijo...

Que hermoso!!! que envidiaaaa! me hubiera encantado ir!!!

Un abrazo!

Lola ♥ dijo...

Hace relativamnete poco tiempo comencé a ingerir té a diario. El mate es una tradición de familia, algo que no puede faltar durante una tarde en el campo. Y el café, una solución rápida para despavilar los ojitos cansados durante una tarde de estudio, no es la mejor alternativa para tomar en cantidad a ésta dad.

Por eso, como bien dijiste, es un momnto grato el de hacr una pausa y disfrutar de ésta bebida y sus propiedades. (Y, si viene acompañada de algo rico, mucho mejor).

Mi favorito es el de frutilla en hebras. Además, tomarse esos 15 minutitos para preparar la infusión como se debe (calentar el agua, que no se pase, medir la cantidad de hebras, infusionarlo en la tetera...) es mucho más relajante y vigorizante que una taza de café exprés a las corridas.

Un beso Marie, qué lindo el evento. Cómo m habría gustado asistir... Lástima que jamás me enteré y la página de facebook está desactuaizada.

Related Posts with Thumbnails